domingo, 29 de marzo de 2015

Hasta luego

Queridos, queridas, me he hartado.

Por aquí entra muy poca gente a verme. Y parece que, la poca que entra, lo hace con la finalidad de echarme un reproche por algo. El último, alguna imbécil me critica por largarme a trabajar con una cría de 9 meses y pretender además aprender algo sobre filosofía Montessori.

Este blog no tiene sentido si la gente que pretendo que sepa de mi, gracias a él, no lo hace. No es una crítica en absoluto, sólo constato un hecho. 

Así que, si no sirve para lo que ha sido creado, y encima me cabreo cuando anónimos hacen comentarios desagradables, ¿qué hago yo aquí?

Me sirve igual si lo hago privado. Así no me olvido de las cosas que no quiero olvidar y no estoy sometida al ojo crítico de la gente imbécil.

Por tanto, la Lola Steiner abandona su andadura pública. Este blog pasa a ser privado, y con otra url. Si quieres que te autorice a leerlo, ¡será maravilloso!. Me mandas un email a amanitamuscarya@gmail.com y arreglao.

Si no, pues ya no veremos en el mundo real. O en los bares, mucho mejor. O corriendo por el monte. O pedaleando. O en el teatro. O en el parque. O no nos veremos.