lunes, septiembre 15, 2014

Me hago mayor, Mongolia

Hoy ha sido un día histórico: mi primogénita ha ido al colegio. Parvulita. P3. 

Llevamos meses preparando este momento. No ha llorado hasta que, en el caos que se monta en la puerta del colegio, una jamelga con un pañuelo en la cabeza le ha arreado tal viaje que me la ha mandado al suelo. Se ha puesto a llorar, y ni la jamelga (la mar de cariñosa, a pesar de lo caballuna que era) ni su gran amiga Vinyet (amiga de mi hija, no del caballo ese) allí presente, ni yo misma, la hemos podido consolar. Se ha quedado en el cole llorando. Pero al ir a recogerla una hora y media más tarde, estaba contenta y jugando, con los ojos rojos de tanto de llorá.

Nos hemos quedado en el parque jugando dos horitas más, con sus amigos del alma. Luego a casa, a comer, a domir siesta, a comprar al súper, a hacer una pizza casera, a bañarse, a cenar, a dormir...

Vamos, que estoy hecha lo que viene siendo una maruja.

Mary Poppins no pinta aquí nada, la verdad. Bueno, igual por lo de niñera,
aunque ya me gustaría a mi que la Thermomix se limpiase con un chasquidito de dedos... 

En algún momento del día este tan prosaico, he tenido una certeza poco original, dado el trasiego doméstico y maternal que me llevo: me hago mayor.

Pero no mayor en términos generales, no. Ha sido la certeza de que ya no me iré a recorrer Mongolia en bici. Esta idea hace años que me ronda la cabeza, y estuvimos a punto de irnos en el verano del 2010. Pero no pudo ser, así que adoptamos dos gatos, les llamamos Ulán y Bator, y me largué a Cuba con dos amigas. Raro final para semejante sueño ciclista.

El caso es que, como soy de ideas fijas y un poco obsesiva, sigo (o seguía) con la idea de Mongolia. Esto tiene un origen literario. Este:



O igual es al revés, me leí el libro cuando ya pensaba en irme a Mongolia. No lo sabremos nunca. Lo que si sabemos es que este libro está descatalogado, pero se puede encontrar un ejemplar en la biblioteca de Reus.

El caso es que ya no me puedo ir a Mongolia en bici. ¿Cómo? ¿Me dejo a mis niñas y me largo sin ellas? Pues no, para eso adopto un gato, no me dedico a tener crías. ¿Me espero a que tengan edad suficiente para lidiar con esta aventura? ¿Qué edad es esa? ¿La de irse de farra con las amigas?¿La edad en la que yo ya no estoy para trotes innecesarios? Que ya me duele la espalda si duermo en cama mala, imagínate dentro de...15 años y dando con mi lomo en el suelo estepario.

No lo veo claro.

Así que he aceptado la cruda realidad: va a ser que no.

O igual va a ser que si. O que no lo sabremos hasta que llegue el día, pero seguiré con el tema mongol a vueltas.

Esta noche Nàdia estaba nerviosita. Así que me he dedicado a navegar un rato por internet con ella enganchada en la teta, mientras el resto de la familia ya dormía. A oscuras, en el salón de casa, con las ventanas abiertas.

Y algún contacto de facebook había compartido este video:


Con el siguiente comentario:
Quand le vide et l'immensité vous remplissent le coeur et la tête...
Qui n'a jamais rêvé de traverser la steppe en Mongolie ? C'est ce qu'ont réalisé un père et son fils

Que traducido queda una frase un poco cursi, un padre y su hijo atraviesan la estepa Mongola. En bici.

Me he tragado el vídeo mientras mi querida segunda hija tragaba centímetros cúbicos de leche materna. Y he de decir que, aunque me parece mucho más apetecible el hijo (y un pelín gilipollas, dicho sea de paso, pero los franceses ya son un poco así) me he visto reflejada en el padre, que ya tiene una edad.

Y he pensado que, a veces, las casualidades son simplemente casualidades, y no hay mayor misterio. Pero vaya casualidad esta.

Total, que he buscado el librito de la Waugh para comprarlo. Como está descatalogado me he ido a la página de libros descatalogados Iberlibro. Lo he comprado por 0,79 €, que añadido a los gastos de envío, me sale por 4,16 €. En inglés, eso si, pero como ya me lo he leído una vez no debería resultarme demasiado difícil.  Además, hoy empiezo un curso a distancia de inglés con el IOC (¿otra casualidad?)

En unos años me voy a Mongolia. Ya verás. 

Tras todo esto (el vídeo, el libro y los seis litros de leche materna), mi hija ha soltado un eructo que hubiera acojonado a la jamelga de esta mañana. Qué pena que no han coincidido en espacio tiempo ambos: la jamelga y el eructo.  Eso si que hubiera sido una buena casualidad, ladies and gentlemen

miércoles, septiembre 10, 2014

Un desalojo, otra okupacion!

Ya estamos a día 10 de septiembre. Ayer era la fecha fijada para el desahucio. Pero no hubo tal, ya que no contaba yo con un pequeño impedimento legal.

Lo punki que yo era, y ahora intentando desalojar a una pobre muchacha. Sid me escupiría. 


Veamos:

Para que podamos entrar en mi piso, y yo lo pueda recuperar, mi inquilina (esa que lleva 9 meses sin pagar, ha desaparecido del mapa, ha dejado en mi piso a tres animales durante meses, no ha pagado ni una factura de luz y agua...). Mi inquilina, digo, tiene que estar informada de que la van a desahuciar. Y como está en paradero desconocido, desde el juzgado no consiguen que le llegue la notificación de desahucio. Y claro, sin estar la pobre chica avisada, ¿cómo van a entrar en su domicilio? ¡Malas personas, eso no se hace! 

Estamos totalmente imbéciles, y esta situación es demencial.

Así pues, a seguir esperando. Pero ahora sin fecha de posible desalojo, porque lo que hay que hacer ahora es lo siguiente:

1- El juzgado seguirá intentando comunicar a esta chica el tema. Si está en paradero desconocido, y en marzo le cortaron el agua, en junio la luz, en el piso no hay nadie... ¿no les parecerá a los del juzgado que esta chica SE HA IDO? 

2- Cuando se cansen de intentarlo (que le manden un msg por el facebook, que lo tiene abierto y le cotilleo las fotos y sé de sus movimientos, llamadme detective consumado), entonces imprimirán un papelico con la información y la colgarán con una chincheta en el tablón de anuncios del juzgado de Castellón.

3- 10 días más tarde, se dará a la muchacha por enterada. 

Y digo yo, ¿quién no se pasa, al menos una vez a la semana, por la puerta del juzgado de la ciudad donde no vive? Yo cada semana me recorro los juzgados de 25 provincias, así cada 15 días me he hecho España entera. Me dejo los juzgados de Ceuta y Melilla para las fiestas señaladas, y a los de Canarias voy sólo en Navidades, por aprovechas las temperaturas veraniegas. A los juzgados que no voy nunca es a los de Tarragona, porque ¿para qué? Está claro que sólo te comunican cosas interesantes  en juzgados de otras provincias. 

Estamos totalmente imbéciles, y esta situación es demencial (esto ya lo he comentado antes, creo).

En estos temas andan okupadas mis neuronas (okupadas, con k, es un jueguecillo de palabras, jijijij). Tanto las okupo que se me ha ocurrido una idea genial. Y para más datos, se me ocurrió la otra noche, entres las 3 y las 4 de la mañana, con un cubata en la mano y... y mis ganas. Se me ocurrió la otra noche, entre las 3 y las 4 de la mañana, momento en el que enchufé a mi dulce hija un chorrazo de apiretal, y esperé a que le hiciera efecto y le bajara la fiebre, mientras mecía sus casi 9 kilos. Se me ha ocurrido, pues, que con mi piso voy a hacer lo siguiente:

1- Tirar todo lo que encuentre a mi paso que esté perjudicado por la inquilina y sus bichos. ¿Será todo el piso, paredes incluidas?. Me temo lo peor.

2- Pintar y arreglar de la mejor manera posible lo que quede en pie.

3- Reamueblarlo con los muebles que mi hermana dejó abandonados (en un lugar apto para ello) cuando se largó a vivir a la República Dominicana.

4- Utilizar mis neuronas para que la cosa quede lo más apañada posible.

5- Echar el cerrojo.

6- En ese piso no entra más que gente conocida, de confianza y, a ser posible, que comparta conmigo algún apellido.

Todo esto se me había ocurrido antes de la fatídica noche de la fiebre de mi hija.

Lo que se me vino a la mente, entre las 3 y las 4, es que ya que tengo el piso allí, cerrado y tan mono, algo más de rendimiento le tengo que sacar, por Dior. Así que he pensado que lo puedo usar para intercambiarlo por otras casas, y así conseguir unas vacaciones en algún sitio chachi. Que ir de vacaciones con las niñas en autocaravana es guay, pero a 80 km/h y con dos niñas berreando de forma acompasada, es tirando para un infierno si pretendes irte, como pretendemos nosotros, a Irlanda el verano que viene.

Y parece que esto se pega una patada con lo que acabo de decir como paso número 6, que es, recordemos: 

6- En ese piso no entra más que gente conocida, de confianza y, a ser posible, que comparta conmigo algún apellido. 

Y si, hay patada. Porque no creo que por Irlanda haya nadie que se apellide como yo. Pero estos intercambios suelen salir bien, por aquello de "si tu me destrozas mi casa, vas a ver cómo te dejo la tuya", y si no, no creo que sea peor que lo que llevo hasta ahora con el desalojo. Y por lo menos, saco algo en claro, que es un veranito en la campiña irlandesa.

¿Qué te pareix? A ver si se pasa por aquí alguien que haya participado en un intercambio de estos, y me da su opinión. O alguien que conozca a alguien que a su vez tiene un colega que una vez lo hizo. 



martes, septiembre 02, 2014

El timo de Iberdrola: cuanto se paga sin consumir.

Tengo un piso en proceso de desalojo (cada vez que lo pienso, me sale un orzuelo).

Como tuve que dar de alta luz y agua, ya que estaba, decidí bajar la potencia contratada al mínimo.

Con un consumo mensual de 0 kwh, y la mínima potencia contratada posible, tengo que pagar 26 € mensuales.

Esto me parece un timo de tres pares de cojones. No consumo, pero bien que pago.




sábado, agosto 30, 2014

Dos de dos

Hoy se ha ido mi hermano, uno de mis hermanos, a vivir a la República Dominicana. No le he podido dar un abrazo de despedida, por culpa de la alarma que puse en un despertador que no sonó.

Mi hermana, mi única hermana, lleva viviendo allí poco más de un año. Se fue sin nada, y le ha ido muy bien. Tiene un gran trabajo, una buena carrera profesional. Está contenta, adora a su novio (con el que se va a casar en breve) y parece que la vida le sonríe en esta isla.

Mi hermano fue a visitarla, de vacaciones. Estuvo dos semanas. Casualmente, al abrir un periódico, leyó que en un colegio buscaban un maestro de Educación Física. Era como una señal. Es justamente lo que él ha estudiado, y desde que acabó hace 3 años hasta ahora, nada, ni una luz en el horizonte negro de la incorporación laboral. La patraña de la crisis, que ya no hay quien se la crea. Así que decidió seguir la señal, se fue al colegio acompañado por mi hermana, pasó la entrevista en castellano, luego cambiaron todos al inglés, y por último le enseñaron las instalaciones deportivas, para que se hiciera una idea de lo que iba a ser su puesto de trabajo. No entendieron porqué tenía que volver a España, si el curso estaba a punto de empezar y contaban con él.

Pero el caso es que tenía que volver. Pidió que le mandasen el contrato por correo. Y ni una palabra a nadie de por aquí.

Mi hermano aterrizó el martes.

 El contrato aterrizó en su correo el jueves por la mañana.

Después de comer, soltó la bomba.

Y hoy sábado, día y medio después, se ha largado.

Y por culpa de una alarma que no ha sonado, no he podido acercarme a la salida de la autopista a las 6 de la mañana para darle un abrazo. Mis padres le han llevado al aeropuerto de Barcelona.
A la vuelta, han pasado por aquí. 

Les he soltado la perorata que se saben de memoria, y que me imagino se repiten hasta la saciedad: es una oportunidad laboral, están los dos hermanos juntos, es bueno para su currículum, así adquiere experiencia, patatín y patatán.

Pero el caso es que, todo eso, será a 7.000 km. Y oye, pongas como te pongas, eso jode.

Tener a la mitad de tus hijos en la puñetera isla, pues jode.

Y están hasta el gorro de que les digan, para consolarlos y con buena intención, lo que ya saben de sobra.

Así que no les de nadie más la chapa, cojones. Que están tristes, y  no es tan difícil de entender. Que se les pasará, pues claro. Pero han tenido un día y medio para asimilarlo.

Si alguien les quiere llamar, o ir a ver, será maravilloso, y lo necesitan. Pero no seamos plastas con el temita. Yo creo que les tenemos que dar nuestro apoyo y cariño, pero sin dar chapas. 


lunes, agosto 11, 2014

Pedalear por Euskadi: Recopilando información.

Parece que, por fin, lo voy a conseguir. Lo mio me está costando, y lo mio me va a costar dar pedales, al lado del ironman este y a tres meses de mi segunda cesárea. Pero las vacaciones son ahora, y no tienen la culpa de que yo haya parido a finales de Abril. Así que se hará lo que se pueda, que ya es mucho.

Mi hermana me pasó una pequeña encuesta, para recopilar información para uno de los artículos que escribe y publica en el Bavaro News (aquí, aquí y aquí, algunos de los artículos). En esta ocasión quería escribir sobre viajar con críos, y la mayor parte de las personas que respondimos a esa encuesta dijimos que la principal diferencia es que, con críos, hay que planificar. Mola montar viajes, pues se empieza a viajar en el sofá de casa y con el ordenador. Pero puede llegar a agobiar. 

Aprovechando el sueño de mis retoñas, aquí estoy, intentando no ceder a la tentación de comerme algo dulce (muerte al azúcar, y por extensión, a la lorza) y pensando en por donde discurrirán nuestros pasos. 

Una opción fácil  y asequible para ex-paridas recientes y con niños, son las vía verdes. En la web hay bastante información, y aunque las experiencias que he tenido con VV han estado demasiado masificadas, vamos a probar.  

1- Vía Verde del Plazaola.



La VV del Plazaola tiene muy buena pinta. Va de Lekumberri (Navarra) a Andoain (Gipuzkoa), muy cerca de Donosti. Tiene 42 km, varios túneles, va entre bosques y cuesta abajo. Tiene un furgoperfecto con una pinta excelente, con parque infantil y mesas para comer, en Berastegi. Y por lo que voy viendo en los mapas, igual la VV pasa por ahí mismo, con lo que muchísimo mejor. 

El plan es hacer la via cuesta abajo, y luego Iván se vuelve a por la autocaravana. O ya veremos. 

Más info:
2- Red de vías ciclistas de Gipuzkoa

La Diputación Foral de Gipuzkoa tiene un proyecto de red de vías ciclistas. Aquí se descarga el mapa en pdf. 


¿Qué es una vía ciclista?

Una vía ciclista es una vía de dominio público específicamente construida, acondicionada y señalizada para la circulación de bicicletas.

¿Qué es la Red de Vías Ciclistas de Gipuzkoa?

La Red de Vías Ciclistas de Gipuzkoa es la red de infraestructuras para el desarrollo de la movilidad no motorizada interurbana en Gipuzkoa y tiene por principal objeto el de dar servicio a los usuarios ciclistas que utilizan la bicicleta para sus desplazamientos cotidianos y de ocio-turismo.
La red está señalizada habitualmente con el nombre e imagen "Gipuzkoako Bidegorriak" y es de tipo mixto, es decir adopta distintas secciones tipo, dándose en muchas ocasiones la coexistencia de usuarios de la bicicleta con peatones y tráficos de baja intensidad de vehículos motorizados.

Esto está guay, pero me falta información. Porque no acabo de ver claro el tema de compartir la vía  con coches, y además, menuda caca de mapa. Pero aquí lo dejo. 
3- Vía verde del Urola

Esta va de Azpeitia a Legazpi. Son 22 km, así que con moral y el buche lleno, igual la podemos hacer de ida y vuelta. Tiene pinta de ser muy chula.
Y para dormir, un furgoperfecto en Legazpi, con macro-parque infantil. Eo eo cachondeo!
4- Evidia de la chunga
Con Nàdia enganchada a la teta, se ha acabado lo de investigar activamente. Así que me he tragado algunos videos de esta página de una pareja con dos churrumbeles, que viaja por el mundo tan pichi. 
Pero a lo que vamos. ¡Mamá!, mira, esta es la vuelta a Euskadi. El track del recorrido.

Las Landas en bici. Yo tengo varias guías sobre esto.

Y otra, llanita, por Àlava
Y otra, de otra gente, por si aca. Y otra.

Será por rutas para pedalear...

La del Cid, que empieza al laíco de casa.

Y ya a saco, en el mundo mundial.


domingo, agosto 10, 2014

Karl Ove apellido inpronunciable

Este libro no me está volviendo loca, pero me gusta de una forma un poquito adictiva. Lo leo con el ebook cada vez que le doy teta a Nàdia, tumbada en la cama, para que ella se duerma. Tengo un nuevo ebook que me permite leer en la oscuridad, y creo que es el mejor regalo que se puede hacer a un bebé recién nacido. Nada de ropita monísima (que seguro que tiene a montones). Un ebook para que su madre pueda leer en la oscuridad y pañales a kilos.

Bueno, pues me estoy leyendo al muchacho este. Me fascinan los paisajes de la Noruega invernal, y me tiene flipada la frialdad con la que se tratan entre ellos, incluso entre miembros de la misma familia.

El tipo está atormentado a más no poder, por cierto.

Me está gustando, pero sin estridencias.

Aquí, información algo más erudita sobre el tipo. Knausgard, no veas. La muerte del padre, se llama el libro, el primero de un total de 6 ó 7. No se si me dará para tanto la flipadez con el paisaje noruego. 


El tipo da miedito. 

viernes, agosto 08, 2014

Retomando la actividad

Desde el 25 de Abril hasta ahora nos han pasado unas cuantas cosas complicadas. Una ya la he explicado aquí, el tema del desalojo de mi piso. Pero hay más cosas. En breve me pongo y lo escribo, que si hago eso con las cosas malas, se me salen de la cabeza y no me atormentan más. Una terapia, esto de escribir.

Por fin hemos vuelto a casa. Hemos estado en la casa de mis padres y en la de mi suegra. Por el gusto de verlos, y para resolver además otras cuestiones. 

Pero ya estamos en casa. Por poco tiempo, porque nos hemos decidido, después de mucho meditar, y nos vamos los 4 con la autocaravana a dar una vueltecita por ahí, que incluye pasar por mi adorado Euskadi y celebrar así que por esas tierras gestamos a Nàdia. 

Y con todo esto, parece que retomo cierta actividad física. Estoy hecha un higo, lo del embarazo y los partos complicados no ayudan a estar como una gacela, pero bueno, más mérito tendrá. He empezado a nadar otra vez y he empezado a montar en bici. Oye, qué felicidad. 

Lo de la piscina es lo mejor del mundo. Ahora en verano, en Cambrils y al mediodía, no hay ni el Tato. Con lo que nado, y me olvido de todo, hasta de contar largos. Me centro en procurar nadar mejor, Iván me ha corregido varias cosas, pero ahora tengo que ser capaz de hacerlo bien sin pensarlo cada vez, interiorizar los gestos. Así es más entretenido. 

Y hoy ya me he vuelto loca, y esta tarde he quedado con los locates de los másters para ir a nadar al mar. Con el nuevo circuito de boyas me parece que mi retirada en caso de conflicto será más fácil. ¡Y se viene una amigacha a probar! Estoy tan entusiasmada que llevo puesto el bañador desde las 11 de la mañana, por si acaso. :p

Lo de la bici, es un paso más hacia mi objetivo final, que es largarme con mis dos niñas y (opcional) Iván a recorrer el mundo en bici. Opcional, porque aún no ha confirmado por escrito su inclusión en este proyecto. Ayer hicimos una prueba. Fue bien, por el carril bici, mientras yo pedaleaba Iván iba corriendo al lado. Sudé como un gorrino, pero me emocionó ver cómo Ivet iba entreteniendo a Nàdia: le explicaba cosas y le cantaba una versión muy particular de "vamos de paseo, con el coche feeeeo". Las dos tan contentas. El único problema es que el carril bici no tiene rebajes cuando cruza una calle, es decir, que cruzar una calle supone pillar dos baches, uno para entrar y otro para salir, y mis dos hijas iban dando unos brincos que pa qué. Pero felices y la mar de entretenidas. 



En septiembre, cuando empiece otra vez la rutina y definitivamente nos estemos aquí quietecitos, me gustaría estar en condiciones de volver a entrenar con los másters, salir a correr (o sucedáneo) de vez en cuando, y retomar el yoga, que he encontrado un sitio por aquí con buena pinta. Tengo más moral que el Alcoyano, lo sé. No en vano mi tía Isabel es de Alcoi. 

viernes, agosto 01, 2014

Hablemos de sexo

Tendré que cambiar de tema, porque cuando entro aquí y veo a Ivet llorando se me retuerce el alma a más no poder, y como dice mi madre, "tú no puedes estresarte que estás criando". 

Me he leído últimamente dos artículos muy interesantes sobre sexualidad. Especialmente me ha hecho reflexionar sobre el nombre de los genitales: Y es verdad, 

"La última aclaración es del término genitales. Ni zona íntima, ni ahí abajo, ni mis partes, ni muchísimo menos, sexo. Ya si reducimos sexualidad a penetración y sexo a genitales, apaga y vámonos. Los genitales se llaman genitales. En casa, como si queréis llamarlos Juanito Banana y Muffin del Amor (hoy estoy creativa oye), pero se llaman genitales." de matronaonline


Y es verdad, a mi hija le digo que tiene "chichi". Y cuando me he parado a pensarlo, ¡qué cutre y qué patética soy!. Tampoco se trata de hacerle una disección de todos los componentes de los genitales cuando la pobre aún no sabe cómo se llama el trozo de pierna que va de la rodilla a la cadera (yo también dudo, con tanto bilingüismo he oído referirse a ese trozo de pata como "cujas"). Pero en lugar de chichi, genitales. No es difícil.

El segundo artículo no logro encontrarlo. La información en facebook es demasiado efímera, pero lo he sacado de "a mighty girl". Habla de como dar el poder e información a los niños y a las niñas, para que no dejen que nadie les someta a ningún tipo de agresión sexual. Que también incluye una mirada guarrona, o un toqueteo. Los datos son escalofriantes, la verdad. Hay que enseñarles, desde los 2 años según esta web, a que nadie, NADIE debe tocarles los genitales. No nos pongamos dramáticos, si se hacen caca en el cole no les van a dejar con la plasta en el culo, pero vamos, que empiecen a entender que hay cosas que sólo las tocan quienes ellos, o ellas en mi caso, se dejen.

Y tres anécdotas al respecto:

1- a mi padre, médico de familia, le ha ido gente a la consulta con problemas "ahí baix", con picores en la "vajilla" y en el "nano". A vore si m'entens...

2- Hace años una alumnita me confesó que su tío abusaba sexualmente de ella. Horrorizada lo comenté con mis amigas, y dos de ellas me explicaron que de pequeñas tuvieron experiencias similares con los hijos de la mujer que las cuidaba. Y una vivía en Barcelona y la otra en Castellón, es decir, que el hijo era un chico distinto en cada caso. Ambas lo resolvieron contándoselo a sus madres. Una madre intervino a saco, la otra le dijo a su hija que era ELLA la que lo debía resolver, plantando cara al agresor y diciéndole que la dejara en paz. Y lo consiguió. Ole por esa madre. Yo creo que no tendría tanta cabeza, directamente sacaría el cuchillo jamonero y le cortaría la polla los genitales al guarro. 

3- Otra alumna, de Madrid, me confesó estar muy preocupada porque creía que estaba embarazada. Tenía 13 años la muchacha. Cuando le pregunté con mucho tacto el motivo de su sospecha, me dijo que se había sentado en el regazo de su novio. ¿Ya está? Si, profe, me dijo con mucha vergüenza. Peeeero, a ver, ¿llevabais ropa?. Me miró indignada ¡pues claro, profe! ¿qué te piensas? 

Pienso que hay muuuucho que hacer, la verdad. Así que ole por las iniciativas pedagógicas como la matronaonline o la mighty girl

sábado, julio 19, 2014

La solución final israelita.

Una foto. Una puta foto. Y me he quedado devastada. Bombardeada. Y jodida.

Hoy ha sido un día maravilloso. Pero he tenido que mirar el facebook antes de irme a dormir. Y he visto una foto de una niña llorando, y me he imaginado el resto. He visto, así por encima, que estaba relacionado con Palestina. Y no me puedo dormir.

Porque esa niña se parece a Ivet. Porque esa niña podría ser Ivet. Llorando. Porque podría ser su casa la bombardeada, sus padres los muertos, su destino truncado, su inocencia perdida, su vida una puta mierda a partir del momento en el que los israelitas decidieron aplicar lo que parece ser la solución final al conflicto. Tantos años de negociaciones, y nosotros sin darnos cuenta que este problema se acaba, como bien saben ellos, cuando arrasen Palestina y acaben con todos, absolutamente todos sus habitantes. Claro, la solución final, una idea que tuvo hace algunos años otro eminente estratega.

Por eso, el ejército mejor preparado del mundo no puede evitar dirigir su furia contra las mujeres y los niños. Sin querer se los carga. Como si no pasase nada. Y realmente, no pasa nada. ¿Qué? ¿Vamos a dejar de hacer algo porque haya una niña que se parece a Ivet que llora porque se ha quedado solita en el mundo, un mundo donde caen bombas?

Me muero de la pena, y todo por una historia tonta que me he inventado yo solita. Porque a los palestinos, tan acostumbrados como están a que les jodan vivos, no les importa que esa niña llore.


Mira que soy imbécil. Si todo es mentira. Si Ivet está durmiendo plácidamente en su camita de princesas, en un mundo donde no se mueren las madres de un bombazo. 

Esta es la foto. 

Y se trata de una petición del Avaaz para intentar otra vía para frenar el conflicto. ¿Útil? No lo sé, la verdad. Pero menos útil me parece no hacer nada.